paraiso-descubrir
HOSTAL LA ISLA
tripadvisor-mejores-playas-del-mundo
playas

Sus Playas

Disfrútalas y tendrás la oportunidad de vivir un viaje único...

Naturaleza

Descubre su Naturaleza en estado puro....

tradiciones
slide-gastronomia

Paraíso de sabores que te
dejaran asombrados

Sin título-1

Visita lugares con historia.....

Cultura

cabecera-cultura

SUCU SUCO

sucu1La Isla de la Juventud podrá poseer algún tesoro oculto, desvelo codicioso de algún pirata, pero tiene muchos a la vista y entre la naturaleza, la riqueza biológica y sus paisajes se destaca de particular manera el Sucu Suco, el ritmo que reconoce como pionera a una mujer legendaria llamada Bruna Castillo. Comenzó a gestarse por el año 1840 en la finca La Tumbita, muy cerca de lo que seria posteriormente, Santa Fe, segundo poblado en importancia en la hoy Isla de la Juventud.

 

Primero se conoció con el nombre de rumba, rumbita, cotunto y otros, hasta la década del veinte que adopta su nombre definitivo, basado en el rallado de la bandurria y el arrastrar de los pies sobre los entarimados de madera de los bohíos y conucos donde se celebraban las fiestas. Según nos relata el investigador Roberto Rodríguez Chamizo, con Bruna nace el ritmo, que continúa a través de sus descendientes y se consolida y engrandece como si fuera una herencia de familia, con su biznieto, el famoso Ramón “Mongo” Mongo nació un 9 de febrero de 1929, en la finca La Tumbita; hijo de Margarita Amador y Mariano Rives a quien llamaban“El Boris y era también músico, que junto a sus hermanos tocaba Sucu Suco, aprendido de Bruna, su abuela.

 

Por supuesto que Mongo, con su talento muy especial para la música, comenzó desde muy niño a adentrarse en los caminos de ese ritmo y formó su quinteto que debuta el 25 de Diciembre de 1945.Ahí comenzó un noviazgo con la música que ya no terminaría jamás. Mongo Rives, sencillamente incansable, enamoraba a la tierra con sus manos durante la semana para obtener sus frutos y al final de ésta, partía hacia los poblados, donde pudiera llegar, para amenizar sus fiestas y difundir el ritmo del Sucu Suco.

 

Y así se oyó desde entonces en el eco de los campos los instrumentos, muchos de ellos fabricados por el mismo, en los guateques que servían para celebrar un cumpleaños o el feliz término de una cosecha.

 

En 1948, el eminente músico cubano Eliseo Grenet realizó una investigación sobre el Sucu Suco en el territorio y fue Mongo Rives su mayor y más legítima fuente de información, dándole algunas tonadas que el gran músico orquestó y difundió más tarde por radio,. Varios grupos de ese ritmo surgieron en la Isla de la Juventud, pero sin dudas, el emblema es Mongo Rives y la Tumbita Criolla, nombre que adopta de manera definitiva en 1967.

 

Cuarenta y seis años de aficionados, compartiendo sus labores en la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP). Con la tarea de difundir la cultura de su Isla y alegrar los corazones, se consolida como profesional por interés de la propia nación en 1992, aunque ya constituía toda una leyenda. Conocido y reconocido nacional e internacionalmente.

 

En el 2002 la productora BIS Music. Tuvo el honor de grabar su primer disco en estudio, capturando así para la historia, el sonido del Sucu Suco en su más legítima expresión, hoy con el laud criollo de Mongo, acordeón, marímbula, machete, bongó, guitarra y tres, además de la percusión menor (Maraca, Claves ,etc.) común a las diferentes expresiones del Complejo del Son, donde este ritmo se enmarca de manera muy especial. Entre los número más conocido de su repertorio que han hecho bailar a cubanos y extranjeros y que se recogen en este disco se encuentran Yo quiero Bailar con Maria Elena, Dame el rabito del lechón, Linda Pinerita, , Catalina, mi vecina, Se quedó sin ropa el Chivo y Santa Fe , pueblo querido.